The Media Project is a network of mainstream journalists who are Christians pursuing accurate and intellectually honest reporting on all aspects of culture, particularly the role of religion in public life in all corners of the world. It welcomes friends from other faiths to such discussions and training.

Ciudad Juárez, entre Dios y El Diablo

pink crosses.jpg

Go to English version. Al entrar a Ciudad Juárez el viajero podrá leer en uno de los cerros que rodean la ciudad lo siguiente: “Ciudad Juárez, la Biblia es la verdad, léela”. Esto podría indicar que en la ciudad se cuenta con un fervor religioso abundante. Donde el testimonio de la Iglesia es de igual forma importante, grande y extenso. Pero no es así.

Ciudad Juárez es una ciudad de un millón 500 mil habitantes. Se calcula que la población cristiano-evangélica es de 125 mil fieles. Que cuenta con más de 800 congregaciones de la misma denominación. El resto de la población profesa la fe cristiano-católica.

Es imposible no hacerse la pregunta: ¿por qué hay tantos asesinatos en la ciudad? ¿Por qué tan violencia y tan poca evidencia de la presencia de la Iglesia en la ciudad?

Sin atreverme a decir que el “testimonio” de la iglesia es totalmente nulo, porque no lo es, sí diré que las expresiones de fe ante una ola de violencia como la que se está viviendo a diario en la ciudad (donde se asesina un promedio de 25 personas diariamente desde enero del 2008), es pobre en extremo. Mientras escribo, leo que en las últimas 48 hrs., han asesinado a 56 personas y los asesinatos quedarán impunes. Como todos los que se han dado.

A se han realizado manifestaciones populares en contra de la violencia. Marcha por la paz en la que se reúnen no más de 3 mil personas de las iglesias. Algo muy pobre sin tomamos en cuenta que no es ni siquiera el 10% de la gente que se dice ser cristiana y que asiste a una congregación.

Fuera de eso no hay ninguna otra expresión organizada y fuerte. No hay nada más que se note, que se pueda decir que es una expresión genuina de la Iglesia de Jesucristo a la que se le ha encomendado ser “luz y sal” en la sociedad. Iglesia que ha de iluminar las conductas injustas de la sociedad. Que se deja arrastrar por las grandes necesidades económicas que tiene y no ha escuchado que sí hay camino que conduce lejos de la violencia.

Los medios de comunicación escritos o electrónicos están presentes, pero no para hacer una labor que combata tal violencia mediante la inyección de esperanza o ánimo por parte de la Iglesia misma. La Iglesia evangélica no tiene acceso a los medios de comunicación. Es rechazada por sus posturas doctrinales que rayan en el fanatismo.

Por lo mismo, existe muy poca evidencia de la presencia del Evangelio, en una ciudad que recibe o ha recibido a miles de “misioneros” de todas partes del mundo en más de treinta años.

Los movimientos existentes carecen de lo que en el boxeo se denomina como “punch”. Ya que por más que se esfuerzan en hacer presencia, no logran tenerla con la contundencia que se requiere y lograrán lo contrario. Es decir, que la gente se muestre apática hacia lo que realizan debido a falta de contundencia que menciono. El elemento pragmático está totalmente ausente. Sin embargo el elemento espiritual se mezcla con religión, el fanatismo y ritualismo. Lo que ofrecen no es atractivo.

Los medios reproducen lo que ven, lo que captan. Y hasta ahora, sólo han captado eso. La cultura posmoderna exige algo más. Entonces, la Iglesia debe de cambiar su método para traer esperanza a una ciudad de un millón y medio de habitantes. Donde las familias viven con la incertidumbre de si regresarán a su casa al salir de su trabajo.

Ciudad Juárez está entre Dios y el Diablo, ya que por ser ésta la frontera con El Paso, TX, presenta una curiosa contrariedad. Ciudad Juárez, es la ciudad más violenta del mundo. El Paso Tx., es la segunda ciudad más pacífica de EUA. ¿Qué es lo que provoca esta contrariedad? La ciudadanía y la autoridad. La que obedece y la que sirve, respectivamente. Ciudadanía y autoridad que sin estar exentas del factor corrupción, entiende cada quien su rol y su responsabilidad compartida. Ahí El Meollo del Asunto.

Venezuela's Chávez exchanges barbs with Church

Venezuela's Chávez exchanges barbs with Church

South-Sudan religious leaders call for independence

South-Sudan religious leaders call for independence