The Media Project is a network of mainstream journalists who are Christians pursuing accurate and intellectually honest reporting on all aspects of culture, particularly the role of religion in public life in all corners of the world. It welcomes friends from other faiths to such discussions and training.

Presidente electo de Chile se acerca a los evangélicos

Presidente electo de Chile se acerca a los evangélicos

Chile_Santiago_Church_San_Fransisco-422x311_0.jpg

Santiago de Chile - El 11 de marzo la derecha política vuelve al poder en Chile. Hace 50 años que este país no tenía un presidente de ese sector desde que Jorge Alessandri fuera elegido en 1958 y ya han pasado 20 desde que el general Augusto Pinochet dejó el poder luego de un cruento gobierno. De la mano del multimillonario Sebastián Piñera la derecha tradicionalmente vinculada al poder económico y a la Iglesia Católica tendrán la oportunidad de concretar lo que tanto le criticaron a los cuatro gobiernos de la Concertación, conseguir que Chile llegue al desarrollo.

En su camino por volver al palacio de La Moneda (llamado así porque en el siglo XIX ahí mismo se acuñaban las monedas), Piñera tuvo que acercarse a los evangélicos, que según el censo de 2005 son cerca ya del 20 por ciento, vale decir, 3 millones de personas. Un electorado apetitoso considerando la paridad de fuerzas que se disputaban la presidencia.

Dueños de clínicas, tierras, clubes de fútbol, canales de televisión y mucho más, el futuro presidente de Chile entregó un plan con 30 promesas al mundo protestante. Desde mayor igualdad ante la ley, hasta apoyo en su obra social. Suena bonito.

La Iglesia Católica goza en este país de incontables regalías herencia de haber sido hasta 1925 la religión oficial del Estado. Desde esa época que hay igualdad religiosa legal, pero en la práctica eso no ocurre. Desde 1999 existe la Ley de Culto que da el mismo estatus jurídico a las distintas profesiones religiosas, pero en la realidad sigue siendo difícil que en un acto oficial no haya un sacerdote católico bendiciendo puentes o edificios, mientras pastores y obispos protestantes ni siquiera son invitados.

Especialmente en los gobiernos de Ricardo Lagos y Michelle Bachelet, ambos agnósticos, hubo avances importantes. Pastores y pastoras evangélicas tuvieron oficina en La Moneda y en cada acto presidencial, había presencia de la Mesa Ampliada, entidad que agrupa a la mayor parte de los evangélicos del país.

Sin embargo, la fuerte disputa electoral no sólo hizo que los dos candidatos finalistas, Eduardo Frei y Sebastián Piñera se acercaran a los evangélicos, sino que hizo que sus líderes se dividieran en apoyos que fueron muy criticados.

El líder de la Mesa Ampliada, obispo Emiliano Soto, dio públicamente su apoyo a Frei. Reclamaron bautistas, metodistas y aliancistas. Piñera obtuvo el apoyo del mundo pentecostal.

La duda es qué pasará desde el 12 de marzo. ¿Seguirá la Mesa Ampliada siendo referente para el nuevo gobierno? ¿Volverá la Iglesia Católica a recuperar los espacios perdidos?

Veremos qué pasa.

[Foto de TravelTheWholeWorld.]

Malaysian International Monitoring Team arriving in southern Philippines Sunday

Malaysian International Monitoring Team arriving in southern Philippines Sunday

Chile's president elect courts evangelicals

Chile's president elect courts evangelicals