South America: Home | Society

Un Te Deum sin Unidad

Chile | Estado y Religión

[Read in English.]

SANTIAGO DE CHILE -- EL 18 DE SEPTIEMBRE, Chile celebró su día de la independencia (*) y dentro de las tradiciones republicanas está la realización de un Te Deum ecuménico en la Catedral Metropolitana (católica) a la que asisten todas las más altas autoridades del país, encabezadas por el Presidente Sebastián Piñera.

Pues este año este día de "acción de gracias por la patria" estuvo marcada por la inasistencia de los cuatro presidentes de los partidos de la oposición, integrantes de la Concertación de Partidos por la Democracia, coalición que gobernó por 20 años el país luego de la dictadura de Augusto Pinochet.

El tema no es menor. En un país que tuvo como religión oficial el catolicismo hasta 1925 todo lo que tenga su origen en la Iglesia Católica tiene trascendencia política. Un desagravio a "la Iglesia" es considerado una especia de desagravio a todo el país.

Los dirigentes políticos opositores todavía no aclaran su inasistencia, aunque se presume que pudo ser una suerte de protesta por los muchos problemas sociales que enfrenta el gobierno del derechista Sebastián Piñera. Hay mucha efervescencia en las calles, especialmente con una masiva movilización por la educación que tiene congeladas ya por cuatro meses gran parte de las universidades y un sector importante de la educación secundaria. Y los viejos caudillos opositores aprovecharon la resonancia que tendría su inasistencia al Te Deum para manifestar que están lejos de las posiciones del gobierno.

Obviamente esta ausencia fue ampliamente cubierta por la prensa. Los columnistas hicieron sesudos análisis sobre las implicancia de tamaña afrenta y el vocero de Gobierno, Andrés Chadwick (primo del Presidente Piñera), dijo que "lo que pasa es que si ellos estaban en otras actividades, está bien, pero los presidentes de los partidos debieran estar en una celebración que es de unidad y especialmente, cuando es convocada por todas las religiones para darle gracias a Dios por el país que tenemos".

Chile, en su Constitución, se define como un país laico, sin embargo la religión es parte de la cultura. Todo acto público siempre está acompañado por una "bendición", generalmente de un sacerdote católico y el Estado financia muchas obras cercanas al catolicismo. Impera la libertad de culto, pero finalmente la Católica tiene un particular estatus dentro de la sociedad que le permite tener beneficios que otras religiones no tienen, y una resonancia inusitada.

En el Te Deum, el arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, hizo un fuerte llamado a la unidad del país. Habló de la crisis de Educación y de los conflictos sociales, y al término de la misa todas las declaraciones, desde el Presidente para abajo, destacaron la importancia de sus palabras.

Menos, obviamente, los líderes de oposición, que no asistieron.

*En rigor, la declaración de independencia fue el 12 de febrero de 1818, pero se celebra la creación de la primera Junta de Gobierno de 1810.

Customize This