North America: Home | Conflict

Religión, la base de los pueblos

México | Religión y Conflicto

[Read in English.]

La religión ha sido siempre la base de las civilizaciones. Todas se han construido alrededor de una. Sea cual sea la religión profesada, ha moldeado el pensamiento y las costumbres de los diversos pueblos de la tierra.


La religión es la base de la moral y de la ley. Es la que trasmite valores espirituales como el amor, la esperanza, la fe, la paz, la libertad. Y advierte de otros anti-valores como el odio, el pesimismo, el orgullo, la traición, la esclavitud, etc. De ahí que la religión sirve como fundamento de civilizaciones, constituciones, códigos y leyes. Por lo mismo ha sido base en la educación.

En Ciudad Juárez, situada en el estado mexicano de Chihuahua, las representaciones religiosas han hecho su aparición en las calles de la misma, buscando el arrepentimiento de sicarios-asesinos del narco-y de la comunidad entera. Esto debido a cuatros años que en la ciudad se ha sufrido por el número excesivamente alto de asesinatos por las bandas del narcotráfico conocidas como “Cárteles”. La población ha sido testigo sabe de más de ocho mil asesinatos, sólo en Ciudad Juárez. Suman casi cincuenta mil en el país.

Por lo mismo, grupos religiosos han decidido “materializar” las expresiones religiosas cristianas para tratar de ayudar a su comunidad trayéndoles amor, fe, esperanza, arrepentimiento y todos esos principios y valores espirituales que predican. Jóvenes de las iglesias locales han desarrollado diversas formas de acercamiento y manifestación de su religión, la cristiana hacia la población en general, inclusive a los asesinos y pandilleros.

Convencidos que a través de la oración y la exposición de su mensaje cristiano a toda la ciudad, se han apoderado de céntricos cruceros de Ciudad Juárez con enormes pancartas en las que ofrecen conductores de vehículos realizar “oraciones rápidas o exprés”, mientras los automovilistas hacen una “alto” o se detienen en un semáforo. También oran por los peatones en las vías públicas, en las banquetas. También vistiéndose de ángeles. Así, de diversos modos y formas, la gente de las diferentes iglesias evangélicas y cristianas, han iniciado actividades para traer esperanza, paz, restauración,  ánimo y fe, a una ciudad golpeada salvajemente por la violencia y la inseguridad patente que el narcotráfico ha traído.

“¿Quiere qué oremos por usted? ¿Tiene alguna necesidad, dolor, desánimo? Le pregunta el pastor Gustavo Arango, del Centro Cristiano JOPE, al conductor que espera la luz verde del semáforo para avanzar. Mismo que manifiesta su necesidad de confort espiritual y acepta la oración breve que el pastor le ofrece. Las personas que acompañan al pastor Arango, llevan grandes carteles multicolores que dicen: “queremos orar por ti”. Los que muestran a la gente que contenta les recibe. Todos quienes transitan por ahí les ven. Les saludan. Otros sorprendidos por lo que ven, siguen su camino. Pero todos llevan un mensaje de esperanza espiritual.

Customize This