North America: Home | Society

El Efecto De Romper Tabúes

MEXICO

[Read in English] Es mucha la gente que se pregunta, ¿pero qué está pasando en la sociedad? ¿Por qué vemos el decaimiento moral que es palpable? También hay persona que insisten en que se han perdido los valores y que la sociedad no evoluciona sino involuciona.

Por supuesto que cada opinión tiene o cuenta con su contraparte. Quienes apoyan y predican la Ética Situacional como filosofía de vida en primer lugar. Sus premisas, si se siente bien hazlo, llegan a los círculos de poder o de toma de decisiones. “Beibi bumers” jóvenes en su mayoría. Es decir, de los nacidos durante la segunda parte de los sesenta. Para quienes la revolución sexual les había “explotado” y los había arrebatado. Jóvenes hippies entonces, que en los ochenta y noventa estaban en oficinas y posiciones comerciales y políticas tomando decisiones basados en esa ética. Que no es otra cosa más que la forma eufemística de llamar al más puro hedonismo. Es la generación que también dijo: “prohibido prohibir”. “Rompamos tabúes” y todo eso que tanto pondera gente como Pedro Ferriz de Con y que intelectuales como Gabriel García Márquez ha llevado a lo apoteósico al declarar que, “joven que no es rebelde, no es joven”.

Pues los tabúes, los rompimos y nos revelamos a todo. Prohibimos que nos prohibieran. Lo escribo en primera personas del plural porque soy parte de esa generación de “rebeldes”. Sé exactamente lo que sucedió. Lo viví. Nadie me lo contó ni tuve que leerlo en algún libro o sitio de Internet. Basta recordar mi paso por los setenta para entender lo que el distinguido psiquiatra Otto Dörr acaba de presentar como un reporte de la juventud chilena. Y por extensión, toda la juventud actual.  “La juventud chilena está enferma”. El psiquiatra chileno sostiene que los jóvenes hoy forman parte de una sociedad sin límites, donde lo entretenido y lo que produce placer es bueno, y lo que no, es malo o no interesa.

¿La razón? Una sociedad sin límites, marcada por una concepción hedonista de la vida, donde lo entretenido y lo que produce placer es bueno, y lo que no, es malo o no interesa”.

Las conclusiones a las que el psiquiatra llega son perfectamente conocidas por mi generación y comprobables por cualquier otra. Las causas y los motivos así como los efectos, como siempre, son las mismas, los que se presentan cíclicamente y los que han terminado con las civilizaciones anteriores a la nuestra.

Nunca en la historia del Ser Humano, las civilizaciones se han podido recuperar una vez que el hedonismo, la violencia y el rompimiento de los tabúes se han apostado en la sociedad. Y la nuestra, no tiene elementos para ser la excepción.

El psiquiatra y neurólogo Otto Dörr, ha calificado a los jóvenes como una generación enferma. ¿La razón? Él dijo, una sociedad sin límites, marcada por una concepción hedonista de la vida, donde lo entretenido y lo que produce placer es bueno, y lo que no, es malo o no interesa. Esto, de acuerdo al psiquiatra, está ocasionando los problemas sociales que estamos viendo. ¿Qué problemas?

Customize This