North America: Home | Society

“Matrihomonio” en México

MEXICO

[Read in English.]

De una manera soterrada, algunos diputados y diputadas en el congreso del estado de Chihuahua han estado preparando una reforma al código civil.

La que esperan terminar e implementar antes de que el presente mes de junio finalice. Aparentemente nadie se da cuenta lo que sucede. Pero están equivocados. Sí se sabe. Además, dentro del congreso hay diputados y diputadas que no están de acuerdo con lo que es promovido por unos cuantos de sus pares. Se trata de otorgar derechos a un grupo de personas que creen-o dicen-que no los tienen. Cuando es todo lo contrario. Siempre los han tenido.

Los legisladores alegan que sólo tratan de buscar el hacer justicia y lograr la equidad. Claro. Pero hay quienes de entre los diputados y diputadas del congreso local que no están de acuerdo y se dan cuenta de que no basta el hacer legal alguna situación, si para ello no se tiene una base moral. Sin embargo, para éstos legisladores que buscan el cambio, es el interés político propio el que está por encima del bienestar del común. No el de la gran mayoría de personas a las que no consultan, sino que se esconden de ellas. Pues obedecen a intereses de preferencias particulares y protegen sus cuotas de poder.

La gente del común no sabe lo que le viene encima. Por lo mismo permanece callada. La modificación en el código civil del estado irremediablemente llegará. Parecería una medida justa. Provocará a la larga más males que “bienes” en la sociedad. Porque no está hecha de frente a la ciudadanía y a la luz de todos.

Y es que se piensa que se debe seguir una corriente mundial. Estar a la vanguardia. Pero como todo, esto es muy relativo. Pues se pasará a dañar a la gran masa de personas. La que no es verdad que cuente a la hora de legislar. Es el criterio del legislador lo que se impondrá y no el deseo  o criterio de la mayoría de las personas. Es el llamado; “Positivismo Jurídico”.

Mientras las personas no se den cuenta y no se manifiesten, mientras no “cabildeen” en el congreso y haga presión, como han hecho los grupos a favor del cambio en el código civil, lo políticamente correcto se impondrá una vez más sobre el sentido común y sobre la gran mayoría de las personas. Es la conocida y llamada “tiranía de las minorías”. El cambio en el código civil se estará dando casi por consigna de la SCJN. La que es soberana y cree sabe lo que sucede más allá de su corte. Pero la Corte se equivoca.

Los legisladores chihuahuenses están legislando para cambiar el código civil de estado y “permitir” o destrabar los obstáculos para que se den los matrimonios homosexuales. Celebro que se pretenda proteger a una minoría creciente de personas, como la comunidad homosexual. Mas no el que los legisladores y legisladoras pretendan hacerlo en lo “oscurito”. Si lo que pretenden es dar certidumbre jurídica a mexicanos y mexicanas que se identifican como homosexuales; ¿por qué sería así?

Porque el cambio pretende y consiste en llamar matrimonio a lo que claramente no se puede llamar así por cuestiones no sólo etimológicas sino del más elemental sentido del derecho. De esto, la comunidad homosexual no tiene la culpa. De que algunos legisladores y algunas legisladoras pretendan igualar lo desigual por decreto. Es su costumbre. Así es muy sencillo. Siempre hacen así para todo.

Customize This